TRASTORNOS TEMPOROMANDIBULARES Y PATOLOGÍAS NEUROMUSCULARES

Los Trastornos Témporomandibulares son desórdenes que afectan a las articulaciones témporomandibulares, a los músculos masticatorios o de la zona de cabeza y cuello.

 Se manifiestan con dificultad para mover la mandíbula o molestias y/o ruidos durante los movimientos; pero el síntoma que gatilla la búsqueda de ayuda por parte de los pacientes generalmente es el dolor o cuando se traba la mandíbula con limitaciones para abrirla o ruidos y saltos articulares.

 El dolor es generalmente difuso y de múltiples localizaciones, pudiendo abarcar la zona del oído, mejillas, sienes, dientes, mandíbula y hasta el cuello.

A veces, un Trastorno Témporomandibular sólo se manifiesta como dolor de los Músculos Masticatorios sin signos en la articulación, éste dolor puede ser espontáneo, al comer, al abrir la boca o al tocar los músculos afectados. Esto sucede porque los músculos son sobreexigidos con actividades que nada tienen que ver con sus funciones normales, estas actividades se denominan parafunciones, y pueden ser realizadas de día (como comerse las uñas, morderse los labios, comer chicle, etc) o de noche como apretar o rechinar los dientes (más conocido como bruxismo).

 Los músculos se fatigan por todas éstas actividades innecesarias y empiezan a doler al utilizarlos, o bien al palparlos.

 Cuando los músculos que duelen, son los Músculos Temporales, pueden originar Cefaleas Tensionales (Dolores de cabeza) que en muchas oportunidades los pacientes no relacionan con estas parafunciones, por lo que un examen más específico sobre ésta área se hace necesario.

 Cuando los músculos que duelen, son los Músculos Maséteros, el dolor se experimenta en la cara, ya sea uno o bilateralmente.

 Por otra parte, estos dolores musculares pueden limitar la función, es decir, el dolor se manifiesta al comer, abrir la boca, besar, etc. y el paciente con el propósito de evitar este malestar (conciente o inconscientemente) empieza a modificar los movimientos mandibulares normales o armónicos, lo que crea un circulo vicioso, pues se empiezan a fatigar otros grupos musculares.

 Fuera del examen clínico es aconsejable efectuar un Estudio Bioelectrónico K-7 en el cual se scanean y grafican los movimientos mandibulares (Estudio Kinesiográfico),      efectúa un estudio Electromiografico para analizar la actividad de los músculos en reposo y en apretamiento dentario (Bruxismo, rechinamiento), etc.

 Músculos Elevadores

 El grupo de músculos que cierran la boca se denominan Músculos Elevadores (porque suben la mandíbula), los que la abren se denominan Músculos Depresores (porque la hacen descender).

Articulación Témporomandibular ATM

La articulación témporomandibular es la zona donde la mandíbula (hueso móvil de la cara) se une a la base del cráneo, permitiendo las funciones masticatorias y fonéticas (hablar).

Está compuesta por:

(1) el Cóndilo Mandibular,

(2) la Cavidad del Hueso Temporal y

(3) el Disco o Menisco Articular.

Es necesario realizar un Examen, lo más prolijo posible para diagnosticar y planificar su tratamiento según niveles de complejidad. No dudar si es necesario efectuar interconsultas y exámenes con otros especialistas para lograr las soluciones que nuestros pacientes solicitan.

Back to Top