TRATAMIENTOS EN PROBLEMAS DE OCLUSIÓN Y MALA MORDIDA

Los problemas de oclusión se refiere al alineamiento de los dientes y la forma como ajustan los dientes superiores e inferiores (mordida). Lo ideal es que todos los dientes superiores intercuspiden (encajen o ajusten) ligeramente sobre los inferiores. Las cúspides de los molares engranan en los surcos de los molares opuestos.

 Los dientes superiores e inferiores están ubicados por los labios y mejillas hacia fuera y por la lengua hacia adentro, debiendo producirse un equilibrio entre la posición de los dientes y estos tejidos.

La oclusión dental defectuosa presenta un porcentaje de causa hereditaria, lo cual significa que la afección se transmite de padres a hijos. Puede haber una diferencia entre el tamaño de las mandíbulas superiores e inferiores o entre el tamaño de la mandíbula y los dientes, lo que provoca apiñamiento de los dientes y patrones de mordida anormales.

 Síntomas:

– Contactos interdentarios alterados.

– Contactos prematuros o deflectivos

– Inestabilidad en la mordida,desplazamientos hacia atrás ,adelante o a los lados de la mandíbula

– Apretamiento dentario

– Bruxismo.

– Dolores en algunas piezas dentarias, en la musculatura, craneo facial o en la artuculación Temporomandibular.

– Alineación anormal de los dientes.

– Apariencia anormal de la cara.

– Dificultad o molestia al masticar o morder.

– Dificultades en el habla (en alguno casos).

– Respiración bucal continua que genera deformaciones en los dientes y en la cara (lo normal es respirar por la nariz, excepto cuando se efectúa ejercicio o deportes en que no da la capacidad respiratoria de la nariz y el paciente se ve obligado respirar por la boca, pero esto es transitorio). Esto se debe trabajar en equipo con los Otorrinos, Fonoaudiólogos, Kinesiólogos etc.

Back to Top