Reflexiones en Odontología

  by    0   0

Dr-Profesor-Jorge-Pavic-Music

Odontología, y por supuesto en la Ortodoncia, nuevos paradigmas del conocimientos se han estado generando en los últimos años.

Nuevos modelos se han construido en el ejercicio profesional y en la formación de los odontólogos ahora y especialmente en las próximas décadas. A mi parecer esto está generando un cambio profundo en el ejercicio como en la formación profesional.

Sin embargo el odontólogo recién titulado o de diversas décadas de ejercicio, no siempre vemos que el se sienta reconocido en el amplio sentido de la palabra por sus pacientes, pares, integrantes de los equipos de salud o por la sociedad entera.

Además no es fácil sentirse plenamente realizado en su vida personal, laboral y familiar (sistemicamente) en general.

Muchas veces la complejidad, los distintos enfoques o la contingencia hacen al profesional tomar posturas y decisiones precipitadas desde la perspectiva científica, del arte, de la gestión de la odontología como empresa, olvidando muchas veces los aspectos valóricos, comunicacionales y sicológicos involucrados en este mundo de la salud.

Debemos ser innovadores y creativos, no sólo con tecnología de última generación, sino de la ciencia y el arte de la odontología, generando nuevas proposiciones en los sistemas, que desarrollando un nuevo diseño de nuestro ejercicio conectados al futuro, siempre desafiante y cambiante.

Debemos actualizar nuestras competencias y capacidades para sentirnos estimulados y no frustrados frente a la realidad tan competitiva de ahora, considerando que en el futuro será cada vez más difícil poner en práctica la transferencia combinada de recursos de nuestras actividades hacia el contexto laboral.

Desarrollamos nuestras competencia al:

1.- Saber Actuar

2.- Poder Actuar

3.- Querer Actuar

En resumen:

Nuestra profesión o las especialidades sólo generarán espacios de acción, si frente a la sociedad tenemos una “visión” de la comunidad, del área laboral y de la familia, todo esto en proceso de interrelación muy activa y recíproca. Teniendo la “visión” de la realidad podemos y debemos meditar profundamente para plantearnos cual es nuestra “misión”. Es decir, analizar cual es nuestra real “identidad”, nuestros valores y creencias, nuestras capacidades y competencias, nuestras conductas y habilidades. Si deseamos dar un salto hacia delante debemos estar preparados y dispuestos a cambiar. Para ello debemos estar abiertos a compartir, la crítica constructiva y no creernos poseedores de la verdad. Debemos, con mucho realismo, analizar nuestro estado presente y el cuál es el estado futuro deseado, teniendo muy en cuenta lo que deseamos nosotros como la mejor calidad de vida, personal, familiar, laboral, social y comunitaria.

Artículo creado por Profesor Doctor Jorge Pavic.

 

Back to Top